Se nos ha ido Nelson Rodríguez. Nos ha dejado un puñado de películas y otro de lecciones sobre el arte de editar, y se ha ido para siempre. El Festival Internacional de Cine de Gibara se hace eco de la triste noticia que este 12 de febrero nos golpeó a todos.

El cine cubano tiene su sello: Memorias del subdesarrollo, La primera carga al machete, y Lucía para comenzar; Una pelea cubana contra los demonios, La última cena, Los sobrevivientes y Miel para Oshún, para citar otros filmes “cortados” por Nelson.

En el año 2007 recibiría el reconocimiento a la obra de toda la vida cuando le fue otorgado el Premio Nacional de Cine, que respondía no solo a su labor como editor, sino también como guionista, codirector y profesor; por sus aportes al séptimo arte en general, que fueron muchos, incontables. Una labor que se remonta al año 1960 con su incorporación al Istituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos, específicamente al Noticiero ICAIC que dirigía Santiago Álvarez.

Junto a Humberto Solás, trabajó como coguionista de algunos de sus principales filmes (Amada, Lucía, Un hombre de éxito), así como de la cinta Ustedes tienen la palabra, de Manuel Octavio Gómez.

Su trabajo como docente llegó a varios países de América Latina, y fue profesor de Montaje en la Escuela Internacional de Cine y Televisión de San Antonio de los Baños.

Para sus familiares y amigos, el abrazo inmenso de FIC Gibara, festival del que tan cerca estuvo.